sábado, 1 de octubre de 2016

DE PASEO CON LEOPOLD BLOOM

Llegué de Irlanda anoche, ocho días de desconexión casi total -con los móviles es imposible que sea completa- y, aunque aún me restan algunos días de asueto, las vacaciones las doy por terminadas. 

Irlanda, ocho días, ¿qué puedo decir? VERDE, literatura, música y cerveza, la bebas o no. El color verde es ominpresente, así como la Guinness, pero me impresionó más la capacidad que tiene el país de imbuirte en su historia y en su literatura: Joyce, Yeates -del que visitamos su tumba-, Wilde, Bernard Shaw, Beckett, Stoker, O'Neill, etc., emocionan. 

El viaje, en Ryanair, toda una experiencia (si quieres dormir durante el vuelo olvídate, es un escándalo, que diría Raphael), aún así puntuelaes y sin problemas, partía del areopuerto de Gran Canaria directo a Dubín. Allí nos esperaba nuestro amigo Gerard. Él, y su mujer Kathleen, han sido nuestros anfitriones, cicerones e incluso pigmaliones en su país, ofreciéndonos alojamiento e inestimable compañía. Comenzamos el viaje en Dublín, paseando por sus calles durante tres intensos días, donde disfrutamos de sol, nubes y lluvia, una mezcla con buena temperatura, hasta tal punto que creo que estuve todo el viaje en pantalón corto. Pasear por las calles de la ciudad, desde nuestra casa de Portobello Harbour, resultó muy placentero desde el primer momento; disfrutar del ambiente, de su arquitectura, de la música que se cuela por cada rendija de sus numerosos, recargados y oscuros pubs, siempre llenos sea la hora que sea, y en los que es inevitable una parada para beber una Guinness, o de las referencias a sus ilustres escritores, una y otra vez. Nada se escapa al aroma irlandés, a su historia y a su literatura. Oscar Wilde, vigilante desde su pequeña atalaya en la esquina de Merrion Square, James Joyce en O'Donnell, pintadas con el retrato de alguno de ellos, referencias sobre la acera impresas en placas de bronce, Leopold Bloom...




Si las mañanas dublinesas las pasábamos recorriendo los rincones de la ciudad, empezando por el maravilloso Trinity College y su grandiosa Old Library -sólo por esta visita vale la pena ir a Dublín-, 

lunes, 19 de septiembre de 2016

domingo, 18 de septiembre de 2016

MORIR POR LA ÓPERA: POLIUTO

Poliuto es una "tragedia lírica" u ópera trágica, con música de Gaetano Donizetti y libreto en italiano de Salvatore Cammarano, basado en el drama Polyeucte (1643) de Pierre Corneille
Fue compuesta en 1838 y estrenada el 30 de noviembre de 1848 en el Teatro de San Carlos de Nápoles. Sin embargo, una versión revisada de la obra con texto en francés había sido producida con anterioridad en la Ópera de París bajo el título de Les Martyrs el 10 de abril de 1840.
Para el mes de enero de 1838, Donizetti estaba en negociaciones con la Ópera de París para componer dos nuevas obras. Estando en Venecia para el estreno de Maria de Rudenz había conocido a Adolphe Nourrit, quien durante más de una década había sido el principal tenor en París. Sin embargo, la popularidad de Nourrit estaba ahora en declive y estaba en peligro de ser suplantado en los afectos del público por la estrella en alza Gilbert Louis Duprez. Nourrit y Donizetti estaban completamente de acuerdo en que una grand opéra en el estilo de La judía deHalévy sería exactamente lo que se adecuaría a los gustos del público francés y proporcionar a Nourrit el vehículo ideal para restaurar su carrera.
Sin embargo, la siguiente ópera de Donizetti estaba previsto que se estrenara en Nápoles, la capital del Reino de las Dos Sicilias, cuyo rey Fernando II era un devoto católico que rechazó cualquier representación en el escenarioescenas de naturaleza religiosa como el martirio de un santo. En el último momento, el rey prohibió la producción.
La administración del Teatro de San Carlos se vio obligada a sustituir Pia de' Tolomei, y Donizetti se marchó a París inmediatamente, y juró no volver a tener nunca tratos con Nápoles en el futuro. La cancelación fue un golpe aplastante a las esperanzas de Adolphe Nourrit de revivir su carrera decaída. El 8 de marzo de 1839, se suicidó saltando desde una ventana de su apartamento en Nápoles.
Al llegar a París, Donizetti revisó y expandió la ópera sobre un texto en francés para estrenarla en la Salle Le Peletier de la Ópera de París bajo el título Les martyrs el 18 de abril de 1840.
Poliuto no se representó en su forma original hasta después de la muerte de Donizetti. El 30 de noviembre de 1848 se estrenó la versión original en el Teatro San Carlo de Nápoles, pocos meses después de la muerte del compositor. Esta ópera rara vez se representa en la actualidad; en las estadísticas de Operabaseaparece con sólo 3 representaciones para el período 2005-2010.
Hay una grabación histórica según La discoteca ideal de la ópera, de Roger Alier y otros, 2 la dirigida por Antonino Votto (1960, grabación en vivo), con Franco Corelli (Poliuto), Maria Callas (Paolina), Ettore Bastianini (Severo), Nicola Zaccaria (Callistene), Piero De Palma (Nearco) y Rinaldo Pelizzoni (Felice). Coro y Orquesta del Teatro de La Scala de Milán.
Ópera completa.
*Sfolgoró divino raggio.

LA MUERTE ES EL ÚLTIMO FRACASO, PERO NO EL ÚNICO

Hoy madrugué, sí, como casi siempre. No sé si porque duermo mal, porque mis perras son dos despertadores dando vueltas alrededor de mi cama para que las deje salir, porque no me hizo efecto la pastilla que me tomé antes de acostarme y que incluso me permitió leer en la cama más de media hora hasta que me llegó el sueño, o porque mi cabeza no descansa ni cuando está desconectada. Esta mañana, nada más abrir los ojos me vino a la mente un charco de agua con algo dentro que, supuestamente, debía estar bajo mi cama o al menos eso era lo que recordaba haber soñado.
Pues eso, madrugué, saqué a las perras al jardín y después de acicalarme sólo un poco, en pantalones cortos y una sudadera me planté en la gasolinera a comprar el periódico con un suplemento de ópera que por ahora no me convence demasiado para terminar sentado en un bar cerca de casa leyendo el suplemento dominical (lo mejor siempre los artículos que nos brindan algunos de los mejores escritores españoles vivos). En él leí algo que me llevó a otras ideas y a escribir un rato esta mañana, dejando aparte los dibujos en los que ando metido para arreglar el apartamento de un amigo, decía que la muerte era el gran fracaso de la vida, o algo parecido. Pensé, el gran fracaso, sí, pero no el último de ellos. Nuestra vida parece ser una sucesión de fracasos y de éxitos, más los primeros para la gran mayoría de los mortales. Se disfruta de un trabajo gustosamente, incluso con vocación, pero por el que se obtiene un exiguo sueldo; o por el contrario el sueldo es generoso pero el trabajo odiado; se vive en pareja sitiéndose solo, preguntándose por qué se hace daño sabiéndolo; se disfruta de mala salud ya sea por un destino cruel o por falta de ejercicio, etc. Listas de fracasos hay para llenar enciclopedias. De todo, o de casi todo, dejemos la salud en principio al lado, los culpables somos nosotros mismos, de esto no hay duda, pero aquí entraríamos en otro apasionante capítulo que no desarrollaremos en este momento.

sábado, 17 de septiembre de 2016

TAME IMPALA

Tame Impala, *The less I know the better.

OJOS


HUMOR, REMEDIO INFALIBLE

TE CREEMOS, CAMPEÓN

TEODORO GONZÁLEZ DE LEÓN, RIP

Muere Teodoro González de León, el abanderado de la arquitectura mexicana
Discípulo de Le Corbusier, cinceló el México moderno a golpe de enormes y minimalistas bloques de hormigón.
http://cultura.elpais.com/cultura/2016/09/16/actualidad/1474045313_069269.html

Nació en una pequeña casita de una calle sin asfaltar en los límites de la capital del México posrevolucionario y murió en un elegante inmueble del centro de la ciudad, blanco, luminoso y con una estrecha piscina en el jardín interior en la que nadaba cada mañana 45 minutos. Teodoro González de León, el arquitecto más renombrado de México, falleció este viernes a los 90 años de un parada cardíaca.  
Su vida y su obra acompañaron y definieron la transformación de la gigantesca urbe latinoamericana, donde se encuentra la mayor parte de su legado. Discípulo de Le Corbusier, la visión racionalista del arquitecto suizo inspiró de modo decisivo el trabajo de González de León a base de grandes bloques de hormigón cincelado: minimalismo, sobriedad y gran escala.

Hoy, fiesta nacional por la Independencia mexicana, el maestro había dado el día libre a su equipo. Pero él sí fue al estudio que tiene en la acera de enfrente a su casa. Estaba trabajando en un nuevo proyecto, la Torre Manacar, un vasto complejo al sur de la ciudad de 22 pisos y un centro comercial. “Ha conservado hasta el final el mismo entusiasmo e intensidad de siempre. Además, tenía más trabajo que nunca, como pasa con los grandes”, explica Miquel Adrià, director deArquine, arquitecto y amigo personal, con quien últimamente estaba colaborando en un documental sobre su vida. 

Estudiante de la Escuela Nacional de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), participaría después en la renovación del fastuoso recinto de la ciudad universitaria más grande de América, donde alcanzaría en 2001 el título de Doctor Honoris Causa.
Sus primeros trabajos vinieron de la mano de arquitectos ya consolidados como Carlos Obregón Santacilia, Carlos Lazo Barreiro y Mario Pani Darqui. Becado por el gobierno francés, trabajó 18 meses en el taller de Le Corbusier a finales de los cuarenta. Durante esa estancia, colaboró en el nacimiento de una de las primeras piezas del funcionalismo, la Unité d’Habitation, en Marsella, un imponente bloque de viviendas de hormigón visto, que González de León replicó en la capital mexicana, por ejemplo, en el Conjunto Urbano 222, más de cien mil metros cuadrados de construcción que incluyen una torre de oficinas, dos torres de departamentos y un centro comercial.
Durante décadas sus trabajos estuvieron ligados a otro de los notables de la arquitectura mexicana, Abraham Zabludovsky. Fruto de esa colaboración se levantaron sus construcciones más emblemáticas, como el Auditorio Nacional o el Museo Tamayo, donde aparece sintetizado todo su repertorio abstracto: monumentalidad y discreción; taludes, rampas, y un luminoso patio interior. En elMuseo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC), una de sus últimas obras, culminó su aportación al campus con un círculo envolvente de cubos de hormigón blanco con iluminación cenital.
“Representa una manera de hacer una arquitectura muy digna respondiendo a las necesidades específicas de su época, con un discurso plástico propio, entre lo prehispánico y lo neo cubista”, apuntaba recientemente el arquitecto mexicano Mauricio Rocha. “Contiene una sincretismo entre la modernidad lercorbusiana y el legado preihispánico, entre el concreto como único material y la comprensión de las formas antiguas, esa relación con los taludes, la idea de paisaje, del edificio como parte de la ciudad", añade Adrià.

Reconocido y premiado a lo largo de Latinoamérica, en la evolución de su obra, de un marcado acento teórico, también es una constante la referencia a los grandes ejemplos de la arquitectura prehispánica como la misteriosa y ordenada megalópolis de Teotihuacán. “Trabajo todos los días en la arquitectura. Pero no es un trabajo. Es una forma de vida, igual que es una forma de vida leer o pintar. Esto no es un oficio”, dijo en una reciente entrevista con este periódico.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

SÓLO ESTO

EN EL McDONALD'S


Caso real: me acerco a un McDonald's a cenar una hamburguesa de pescado hace ya algunos meses. Rauda se acerca una empleada a indicarme que no me acercara al mostrador sino que usara la pantalla táctil, todo muy fácil y cómodo. Le respondo no, gracias, prefiero el trato directo. Ella insiste extrañada con un ¡si es muy fácil!; debió pensar que yo era un pobre anciano torpe, supongo. Le contesté "si empezamos todos a usar estas máquinas a ustedes las despachan en un pis pas". Ella me miró de nuevo, esta vez con cara de ¡vaya un bicho raro! y se fue. Me atendió otra dependiente tan feliz. Me pregunto si habrá entendido mis razones. 

LAS VACACIONES DEL PAPA

El Papa soy yo en esta ocasión, sí. Me explico. 
La semana que viene empiezo las primeras vacaciones de este año, sólo dos semanas pero que llegan como agua de mayo, ¡está resultando un año duro de trabajo!, muy intenso. Pues bien, es correrse la voz y empezar a llover las peticiones para terminar alguno de los trabajos pendientes u otros nuevos, ¡todo es urgente! ¡todo de vida o muerte! Esta mañana contesté, ¿pero se creen que soy el Papa que se va de vacaciones y parece que se paraliza el mundo?
Cuando se trabaja para la Administración uno aprende rápido, o al menos debe aprenderlo (según mi modesto criterio), que NADIE es imprescindible, o dicho de otra forma más dura, todos somos prescindibles en un momento u otro. Pero si este es una verdad irrefutable también lo es que hay que tener la cabeza fría para no creer lo contrario por mucho que a uno lo carguen con todo tipo de trabajos y esperen que se hagan lo más rápido posible. Nuestra labor debe ser trabajar para resolver los problemas de los ciudadanos de la mejor manera y de la forma más rápida, siendo resolutivos e intentando encontrar soluciones, nunca creando problemas donde no los hay, cosa a veces complicada. Aún así, y repito, dos semanas pasarán volando, la vida seguirá incluso sin que yo esté por medio y a mi vuelta ¡que me quiten lo bailado!, porque las vacaciones habrán pasado como un soplo de aire.
¿Alguien lo duda? Pues se equivoca.

UNA TERRIBLE NOTICIA

EL PAÍS, 14.09.16

lunes, 12 de septiembre de 2016

Y MIENTRAS, AUGUSTA DUERME

JULIETA


Termino de ver Julieta hace unos minutos y me ha parecido magnífica, y corta. Necesitaba más, más historia, más de todo. El cine para mi es como el arte, es decir me entra por los ojos y por el alma, no tengo prejuicios (o lo intento), me gusta, me toca, me hiere, me alimenta, o todo lo contrario. Si una película no me da nada la olvido, como lo hago con la música, un cuadro, un libro... En cambio, si me transmite algo lo cojo y no lo suelto.
Comentaba con unos amigos, mientras cenábamos y departíamos este pasado sábado, que cada vez me sentía más lleno con la música, la lectura y mis perras. Pocas cosas me emocionan tanto como esto tan simple y al alcance de todos, un libro bien escrito, una ópera hermosa, los ojos de un animal. Con el cine me pasa algo similar, quizá porque es fácil emocionarse con imágenes bellas, con un buen guión, una historia bien contada, la fotografía, el mar... en fin, lo que es el cine. En esta película de Almodóvar nos encontramos con mujeres atormentadas, ¡cómo no!, atormentadas y misterioras (Rosi de Palma genial), amistad, amor y muerte, aderezado con el toque del director, decorados magníficos, colores, vestuario, banda sonora. Lástima no haberla visto en la pantalla grande del cine. 
Un 10 a las protagonistas, a ellos también, pero Emma Suárez está increíble. 
Chavela Vargas, *Si no te vas.

¡Y NO LES DA VERGÜENZA!

Forges genial, como siempre, me ha hecho pensar, a colación de un artículo que leo acerca de las hipotéticas terceras elecciones. Parece que  la abstención va a ser de campeonato, literalmente, llegando a ser la mayor de la historia de nuestra democracia. ¿Los políticos se sentirán satisfechos? me gustaría saberlo. Aunque ellos tendrán la respuesta perfecta: que si las encuestas sólo son eso, estimaciones; que si no son de fiar, etc. Por supuesto nadie entona el mea culpa y nadie dimite.

UN VIAJE PENDIENTE


COMPAÑERAS

CONVIVAMOS

GENIAL